Candidato presidencial brasileño, Jair Bolsonaro prefiere a su hijo muerto a homosexual

En una entrevista con la revista Playboy, en 2011, declaró que prefería que su hijo estuviese muerto a que fuese homosexual.

“Yo no voy a discriminar o a pelear, pero sí veo a dos hombres besándose en la calle, los voy a golpear”, declaró en otra ocasión.

También ha defendido que los padres golpeen a sus hijos si “son afeminados”, pues él alega que la “homosexualidad es un comportamiento, no es genética”, y que es algo que “puede corregirse”.

“Ningún padre está orgulloso de tener un hijo gay”, argumentó en una entrevista con el presentador inglés Stephen Fry.

Esa vez, también expresó que los asesinatos contra los homosexuales en Brasil, que ocupa el primer lugar en crímenes de odio en Latinoamérica, ocurren por el ambiente de “drogas y prostitución” de los gays.

“A nosotros, los brasileños, no nos gustan los homosexuales”, espetó.

Además, ha dicho que, aunque su salud peligre, él no aceptaría una transfusión de sangre de un homosexual porque se podría “contaminar”.

Bolsonaro también ha llamado a los afrobrasileños “gordos y perezosos”, los ha comparado con animales y ha dicho que descendientes de esclavos no sirven “ni para procrear”, refiere El Clóset LGBT.

 

Fuente: El Cooperante

 

Comentarios recientes