Cinco cosas que las personas altamente intuitivas hacen de manera diferente

Decía Steve Jobs que “la intuición es algo muy poderoso, más que el intelecto”. Y no le faltaba razón. De hecho, él mismo demostró, al igual que muchos grandes genios, que la intuición es una potente herramienta, y más en un mundo tan racional como el que vivimos hoy. Incluso el mismo Albert Einstein decía: “La única cosa realmente valiosa es la intuición”.

Básicamente nuestra intuición sirve para mantenernos a salvo, ya que nos ayuda a tomar decisiones teniendo en cuenta nuestras emociones. Es como una especie de radar que nos informa sobre los peligros inminentes o sobre oportunidades latentes, un faro que nos guía a través de la vida.

Sin embargo, aunque todos tenemos esta capacidad innata para tomar decisiones basadas en la intuición, no todo el mundo sabe conectar con su voz interior de la misma forma. No en vano, las personas que tienden a escuchar a su corazón cuando se enfrentan a una decisión difícil, es muy probable que actúen de manera diferente.

Ser fiel a uno mismo siguiendo el propio instinto

La intuición juega un papel importante en nuestra vida cotidiana. Muchas de las decisiones que tomamos son fruto de nuestra intuición más que de nuestra reflexión lógica. Simplemente, nos dejamos llevar por nuestro instinto, la mayoría de las veces sin darle demasiada importancia. También en muchas ocasiones compaginamos las dos fuentes de información en una misma decisión: una parte de intuición y otra parte de razonamiento.

Sin embargo, cuando tenemos que tomar decisiones importantes, especialmente cuando esas decisiones contravienen los preceptos sociales y culturales establecidos,nos vemos obligados a decidir hacer caso a nuestra intuición. Las personas altamente intuitivas deciden ser fieles a sí mismas y siguen su instinto, y eso marca una clara diferencia en todo lo que viene después.

¿Toman mejores decisiones las personas altamente intuitivas? ¿Tienen más éxito por seguir a su instinto? Lo cierto es que esa pregunta no tiene una única respuesta, puesto que seguir al instinto no implica estar en posesión de la verdad absoluta.

Lo que ocurre es que seguir los propios instintos asegura una mayor sensación de control, no de las circunstancias, sino de uno mismo. Al fin y al cabo, hacer lo que se supone correcto tampoco garantiza nada. La diferencia es que el que decide seguir su intuición se sabe dueño de su destino, dueño de sus decisiones.

Pensamiento creativo intuitivo - Personas altamente intuitivas

¿Qué hacen las personas altamente intuitivas de manera diferente?

En realidad, la mayoría admiramos a las personas altamente intuitivas. Admiramos la libertad con la que viven su vida, la seguridad con la que se conducen y los efectos que todo esto tiene en ellos. Entonces, si todos tenemos intuición, ¿por qué no la seguimos?

¿Tenemos miedo? ¿No confiamos suficientemente en nosotros mismos como para dejarnos llevar por nuestra voz interior? ¿Estamos tan alienados que no somos capaces de hacer lo que nosotros consideramos que debemos hacer?

¿Cómo empezar a confiar más en nuestro instinto? ¿Cómo hacerlo florecer?Empecemos por observar y analizar qué hacen estas personas altamente intuitivas. Aplicando su forma de actuar podremos empezar a encontrar ese yo interno aprisionado y a darle voz para que nos guíe por nuestro propio camino.

Las personas altamente intuitivas escuchan a su yo más elevado

Las personas altamente intuitivas  no ignoran sus instintos, sino que los escuchan hasta el punto de usarlos como principal fuente para tomar una decisión. Muchos son escépticos ante esta forma de actuar, pero las personas que sienten con fuerza esa voz interior saben que no pueden ir contra ella y no luchan para callarla.

La gran diferencia es que a las personas altamente intuitivas no les importa si los demás piensan que sus voces interiores parecer una locura. Ellas la escuchan todos modos, tanto si se trata de algo simple como si conlleva ir contra todo. En algunos casos, esto puede significar la diferencia entre la vida y la muerte.

Resulta curioso es que la mayoría de la gente tenga alguna experiencia en la que la seguir su intuición le ayudó con algo. Puedo que sean cosas menores, o sin importancia, puede que simplemente fuera una ráfaga que simplemente le salvó (a él o a otro) de algo importante o le supuso una gran oportunidad.

Las personas altamente intuitivas necesitan pasar tiempo a solas

Para conseguir escuchar esa voz interior, las personas altamente intuitivas necesitan tranquilidad, estar a solas. Solo así pueden cultivar la energía interior, solo así pueden escucharse. Es por eso que estas personas suelen ser bastante introvertidas.

En esta necesidad de estar a solas, de escucharse y sentir su energía interior se debe a necesitan sintonizar con sus sentimientos internos y perspectivas sobre sí mismos. A través de la meditación y/o la práctica espiritual, estas personas consiguen aplacar el ruido del mundo exterior para prestar atención a su conocimiento interior.

De ese modo, las personas altamente intuitivos tienden a tener menos niebla mental, porque han aprendido a sentarse en silencio con su propia compañía, a sentirse cómodas con ellas mismas.

persona disfrutando tiempo en soledad

Las personas altamente intuitivas tienen en cuenta todo lo que hay a su alrededor

Un rasgo común de las personas altamente intuitivas es prestan atención a su entorno y empatizan con los demás. Del mismo modo que presta mucha atención a su mundo interior, las personas altamente intuitivas miran al mundo exterior con el corazón y con los ojos abiertos. Así, pueden conectarse profundamente con los demás, ya que primero han aprendido a hacerlo dentro de sí mismos.

De hecho, las personas altamente intuitivas tienen una habilidad especial para comprender cómo se sienten los demás. También tienen una gran capacidad para saber lo que quieren decir sin que ellos tengan que decir una palabra, lo que les ayuda a entender mejor cada persona de manera individual.

Las personas altamente intuitivas destacan por su creatividad

Si observamos con detenimiento podemos ver que, a lo largo de la historia, muchos grandes genios del arte, pero también de la política y de la ciencia, personas que han revolucionado la forma de hacer las cosas, han destacado por ser personas altamente intuitivas. Su creatividad, inspirada por su instinto, les ha guiado para hacer las cosas de otra manera, para hacer preguntas diferentes, para plantear alternativas sorprendentes.

Esa creatividad alimentada por la intuición hace a las personas altamente creativas sentirse vivas, sentirse libres, sentirse útiles. En este sentido, estas personas saben que alimentar la creatividad interna permite que la fuerza vital fluya a través de cada uno, alimentando a su vez el propio instinto.

“Es tu intuición la que habla, y la intuición suele tener razón. La mente intuitiva es un don sagrado y la mente racional, un fiel servidor. Hemos creado una sociedad que honra al servidor y olvida el don… Raros son los que ven con sus propios ojos y experimentan con su propia sensibilidad”.

-Katherine Pancol

Las personas altamente intuitivas conectan con las sensaciones de su estómago

Los científicos han descubierto que nuestro intestino es un segundo cerebro debido a la gran cantidad de neuronas que recubren las paredes intestinales. Pero las personas altamente intuitivas saben han comprobado por sí mismas que su estómago es una gran fuente de sabiduría, más bien, de intuición. La mayoría también lo hemos experimentado, aunque tal vez no lo hayamos sabido escuchar o hayamos preferido ignorar las señales.

Para los más escépticos, cabe destacar que algunos expertos creen que nuestros instintos son más eficaces y eficientes que el análisis lógico en nuestro proceso de toma de decisiones, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Boston, la Universidad de Rice y la Universidad George Mason.

En realidad, a las personas intuitivas no les importa lo rápido que se mueva el mundo o lo que piensen o esperen los demás de ellos, ya que siempre van a tener tiempo para escuchar a su guía interior.

pareja de enamorados, mariposas en el estomago

Vivimos en un mundo que valora la lógica mental, no el razonamiento emocional

Ser una persona altamente intuitiva no es fácil, sobre todo cuando tu instinto desafía las normas, la lógica y “lo lógico”. A veces a pequeña escala, otras a lo grande. No importa. De alguna manera, confiar en la intuición y vivir en consecuencia es navegar contracorriente.

Hacer las cosas como es debido es algo que hemos oído desde pequeños. Pero, ¿quién tiene la certeza absoluta de que las cosas deben ser de una determinada manera?¿No es acaso ese “hacer las cosas como deben hacerse” el responsable de la miseria colectiva en la que nos vemos atrapados?

Puedes hacer las cosas de manera lógica o seguir tu intuición. Y a ti, ¿qué te dice un instinto que debes hacer?

Fuente y redacción: La Mente es Maravillosa.