El venezolano Luis Miguel Vence ganó premio Nobel de Medicina 2018

El científico venezolano Luis Miguel Vence, de 45 años de edad, es uno de los jefes del grupo que obtuvo el premio Nobel de Medicina 2018.

“Recibimos la noticia con mucha alegría (aseguró via telefónica desde Houston, Texas, en Estados Unidos, el lugar que ha sido su casa por los últimos doce años) el premio es muy grande, un reconocimiento a nuestro trabajo. Eso significa que hay muchas personas beneficiándose de la inmunoterapia”, aseguró emocionado y sin dejar de repetir que es su jefe, James Allison, quien en realidad obtuvo el galardón.

Vence tiene un equipo de 20 personas que trabajan día y noche para ganarle la batalla al cáncer y más de una vez lo han logrado.  “Hay cuatro directores; yo me enfoco en el estudio de los tumores sólidos; hay un patólogo que estudia los exámenes patológicos; un especialista que estudia tumores líquidos y el último que trabaja en otros tipos de cáncer”.

El sistema inmune está entrenado para atacar lo que no es parte de él (por ejemplo, infecciones que vienen de fuera); el problema es que el cáncer sí es parte del cuerpo humano. El cáncer muta, son células que proliferan rápidamente y por diferentes razones se vuelven en contra de la persona que lo alberga”. Allison y su equipo no buscaron la cura en el cáncer directamente, sino en el sistema inmunológico.

La respuesta la encontraron en las moléculas bautizadas como CTLA-4 y PD-1. Ambas actúan como “frenos” que impiden que los linfocitos T -una especie de soldados defensores- combatan a las células cancerosas, porque las reconocen como propias. Pero, al eliminar esa barrera, los “soldados” tienen luz verde para atacar al enemigo. En este caso, los tumores.

“La razón por la que me dediqué a esto es por los problemas de salud de mi familia. Mi papá murió en 1990 y mi hermano en 1996 por problemas renales. Mi prima me donó un riñón y hace dos meses me trasplantaron. Sí, ya estoy bien”. Apenas se reincorporó a la oficina hace tres semanas. Y entonces, ocurre esto.

Fuente: El Periodiquito

Comentarios recientes