Estudiantes caminan hasta 4 Kms para llegar a sus escuelas en Carabobo

Caminatas de hasta 4 kilómetros, que pueden completar en casi dos horas realizan a diario los estudiante para mantenerse en las aulas, sin mayor incentivo que las ganas de prepararse, pues en la mayoría de las instituciones públicas de la entidad no funciona el Programa de Alimentación Escolar o no asisten los docentes, que han renunciado para emigrar o dedicarse a actividades más rentables.

Estudiantes caminan hasta 4 Kms para llegar a sus escuelas en Carabobo

Jesús Barreto, may 2018.- La cada vez más profunda escasez de transporte, la falta de efectivo y el costo del pasaje ha ocasionado que cientos de niños y adolescentes en el estado Carabobo tengan que caminar para llegar a sus planteles educativos.

Caminatas de hasta 4 kilómetros, que pueden completar en casi dos horas realizan a diario los estudiante para mantenerse en las aulas, sin mayor incentivo que las ganas de prepararse, pues en la mayoría de las instituciones públicas de la entidad no funciona el Programa de Alimentación Escolar o no asisten los docentes, que han renunciado para emigrar o dedicarse a actividades más rentables.

“Siempre llegaba tarde a clases, o no iba, porque pueden pasar hasta 2 horas para poder montarse en un autobús, entonces, decidimos que no había más opción que caminar”, contó Leidy Arteaga, a diario acompaña a su hijo, un estudiante de 5° de primaria de 10 años edad, en su recorrido de poco más de 4 kilómetros desde su casa en El Parral hasta Mañongo, ambos sectores ubicados en el Área Metropolitana de Valencia.

Como Arteaga cientos de padres se han visto en la necesidad de realizar a pie trayectos que comunican a pueblos enteros. La eliminación del pasaje estudiantil a finales de 2016 es otro factor que ha hecho inviable el uso de transporte público, además de la disminución de la flota, que en la entidad alcanza casi el 80%, de acuerdo con datos de la Federación Nacional de Transporte, por falta de respuestas e insumos.

“Conseguir efectivo es muy difícil, lo que cuesta ahora el pasaje es lo mismo que dan los bancos por día, si hay que pagar el pasaje completo la situación se complica aún más; es imposible”, aseveró Luis Aponte, padre de una niña de 2° de primaria, que camina desde los Valles de Camoruco hasta La Viña, en el noroeste de la capital carabobeña.

Fuente: El Nacional