La Miss Venezuela del Chavismo

""La Miss Venezuela del Chavismo" donde nuestras camaradas muy “revolucionarias, socialistas y antiimperialistas” puedan exhibir sus mejores atributos intelectuales y hasta físicos por una buena causa".

En la socialdemocracia algunos borregos me critican porque soy irreverente, pues yo me río de ellos porque todos son iguales (rebaño de ovejas). Soy un socialista liberal anticonservador que defiendo el libre desenvolvimiento de la personalidad; por eso digo que, transitando hacia una futura sociedad igualitaria, debemos respetar que la gente sienta, viva y se exprese como quiera, siempre que no afecte el derecho ajeno. Por tal motivo no me opongo a concursos de belleza, ni a misses, ni a modelos. Es más, en mi andar por la TV internacional, he compartido pantalla con varias venezolanas de este glamoroso mundo.

Los intelectuales tenemos aprecio por cosas que pudieran parecer superficiales como la estética de la mujer. Nótese el caso de Donald Trump que saltó de la presidencia del Miss Universo a la de EEUU. La Real Academia Española dice que belleza es la perfección de las formas que complace a la vista o al oído.

Pues hay belleza en gran cantidad de elementos como la música, la pintura, la literatura, entre otros (cuando escribo, construyo belleza literaria, sobre todo haciendo poemas que algún día publicaré). Desde mediados del siglo XX hasta nuestros tiempos, los concursos de belleza femenina han captado la atención de millones de televidentes. Contrario a las críticas de gente prejuiciosa, envidiosa o puritana, este tipo de eventos deberían ser aprovechados positivamente para la sociedad si se promueven como “belleza con propósito”, por ejemplo: recaudar fondos para fines benéficos, mejorar modales de las participantes, fundar empresas que generen empleos, masificar mensajes educativos para los seguidores de estos eventos (contra promiscuidad sin protección, drogadicción, embarazo precoz, racismo, violencia doméstica, etcétera).

Tal como lo evidencia el primer video, varias veces estuve como invitado en la academia del Miss Venezuela, la última vez fue para hacer un reportaje en TV de Europa. Allí presencié como niñas y adolescentes, autorizadas por sus padres, son entrenadas para ser modelos y misses (cada una tiene estilo propio). Lo mejor de esto es que reciben cursos integrales que contribuyen a elevar su comportamiento social. Todo esto me parece favorable a una sociedad libre y democrática.

Insisto en que priorizar mensajes educativos en los concursos de belleza, callaría a feministas trasnochadas que dicen que estos sólo sirven para cosificación o explotación sexual de la mujer. Mostrar en TV que esas muchachas son pensantes, estudian, trabajan y aportan a la sociedad sería realmente favorable al interés social. Muchas de estas chicas han encontrado en eventos así una llave para escapar de la pobreza y ser exitosas en TV (no me importa si muchas de ellas no son chavistas). Pues en 2017 la hegemonía del Miss Venezuela está en duda con la llegada del Miss Earth a nuestro país.

Quizás no estemos lejos de una época en que la sociedad criolla, con menos prejuicios y críticas impertinentes, apoye la celebración de un certamen como: “La Miss Venezuela del Chavismo” donde nuestras camaradas muy “revolucionarias, socialistas y antiimperialistas” puedan exhibir sus mejores atributos intelectuales y hasta físicos por una buena causa. Creo que ya vamos hacia allá porque veo destacadas chavistas en la AC pareciéndose al prototipo estético femenino capitalista con nuevas y protuberantes siliconas, lo cual me parece estupendo. Sería culturalmente revolucionario que estas respetables camaradas se desinhibieran y apoyaran abiertamente mi propuesta.

Fuente: Tal Cual

1 Comment