Por ser periodista, Carlos Rojas fue torturado durante 15 días en Ramo Verde

Sol Rojas, madre del periodista Carlos Julio Rojas, informó que su hijo luego de ser incomunicado por dos semanas en las que se le violó el derecho a visita y una vez que le fue permitido que sus familiares lo vieran, “se le encontró visiblemente afectado con mucho menos peso y algunas marcas en su cuerpo”.

La madre del líder vecinal del Frente Norte Caracas comentó que “durante esos días, también le fueron robadas sus pertenencias: ropa, comida, dinero y hasta un rosario que cargaba en el pecho”. Indicó que estuvo sin poder ir al baño, ingerir agua, comida, amarrado y hacinado en una celda de castigo de 2×2 metros llamada “El Tigrito”, en la cárcel militar de Ramo Verde.

A través de un nota de prensa se pudo conocer dicha información, con la que se considera que estas acciones violatorias de la normativa establecida en la protección de los derechos humanos y los acuerdos internacionales, se han sistematizado en los últimos años en Venezuela hacia los ciudadanos y especialmente, contra los presos políticos.

Rojas, quien fue torturado en “El Tigrito”, estuvo seis días allí sin poder ir al baño y dos días más, sin ingerir agua ni comida constituye otro atropello a la protección del derecho a la vida sin justificación alguna. “Lo que le está empezando a comprometer su estado de salud físico y mental”, dijo la madre.

Asimismo, manifestó que “hacemos responsable a los custodios de Carlos Julio por cuanto es evidente toda la violación de sus derechos humanos y controles excesivos, mediante cámaras y cooperantes en el penal”.

Sol Rojas reveló además que su hijo “fue amarrado y castigado junto con el dirigente de Voluntad Popular del estado Carabobo, Carlos Graffe.

 

Fuente: El Pitazo.

Comentarios recientes