¿Se justificó el sacrificio de una perra que fue pionera de la carrera espacial?

Laika,a 60 años de su sacrificio."Fueron producidas innumerables tarjetas postales, la marca de cigarrillos 'Laika', cajas de fósforos, cajas de dulces, sellos, alfileres, calendarios, todos con el retrato de Laika"
Hace 60 años, un perro callejero soviético partía en un viaje al espacio, un viaje de ida, pero que significó un gran avance para la humanidad.

El viaje al espacio de la perra soviética Laika, que tuvo lugar un 3 de noviembre de 1957, hace exactamente 60 años, convirtió a este can en la primera criatura viviente en órbita de nuestro planeta. Luego de haberse encariñado con el perro, los científicos tuvieron que enviarlo a un viaje sin retorno por el bien de la humanidad.

Laika estaba alojada en una cápsula del tamaño de un lavarropas, provista de comida y agua. El perro murió durante el vuelo, se estima que entre 5 y 7 horas después del lanzamiento. Pereció por estrés y sobrecalentamiento, aunque se suponía que debía vivir alrededor de una semana.

A pesar del hecho de que Laika no lograra salir con vida, el experimento confirmó que una criatura podía sobrevivir al lanzamiento orbital y a la ingravidez. Posteriormente, los primeros animales, que pudieron regresar con vida de este tipo de vuelos fueron las perras Belka y Strelka.

“El retrato de Laika fue publicado en las primeras planas de los principales periódicos de todo el mundo”, contó a RT Olesia Túrkina, coautora del libro ‘Perros Espaciales Soviéticos’.

“Fueron producidas innumerables tarjetas postales, la marca de cigarrillos ‘Laika’, cajas de fósforos, cajas de dulces, sellos, alfileres, calendarios, todos con el retrato de Laika”, recordó.

La perra Laika antes de embarcar de la Tierra en un satélite soviético artificial. Imagen de la película 'Los primeros satélites soviéticos de la Tierra'.

“En la URSS, para conmemorar su heroica muerte y glorificar su sacrificio involuntario por el bien de la humanidad, Laika fue convertida en una heroína de los cuentos infantiles dedicados a los ‘Perros Espaciales Soviéticos'”, indicó Túrkina.

¿Por qué Laika y por qué un perro?

Al igual que todos los perros seleccionados para vuelos al espacio, [y había bastantes: 36 en total], Laika era una perra callejera. Fue este hecho, junto con su carácter tranquilo, su pequeño tamaño, la facilidad de ser entrenada y su aspecto simpático, lo que la convirtieron en la candidata perfecta para la desalentadora misión.

Pero, ¿por qué se eligieron perros para los viajes espaciales y no otros animales, como los chimpancés, por ejemplo?

Adilia Kotóvskaya, una de las científicas involucradas en la misión de 1957, sostuvo en 2015 que había tres simples razones.

El satélite soviético Sputnik-2 con la perra Laika.

“En primer lugar, los perros callejeros eran perfectos para la misión. Tuvieron una vida bastante dura. Significa que estaban acostumbrados a diversas condiciones ambientales. En segundo lugar, los perros nos aman. Los humanos somos sus dueños, ellos son entrenados fácilmente. En tercer lugar, la fisiología de los canes ha sido ampliamente estudiada desde los tiempos de Iván Pávlov”.

En aquel momento, la perra tenía 2 años. Quedaban menos de 4 años para el histórico vuelo de Yuri Gagarin, el primer ser humano en viajar al espacio exterior.

RT

Comentarios recientes